CLASES

de Quichua

El idioma que nos viniera del Tahuantinsuyu evolucionó en Santiago del Estero desvinculado de las otras variantes y por eso tiene ciertas características particulares. Una de ellas es que no decimos “Quechua”, como dicen en Perú, Bolivia y otras regiones, sino que en este caso mantenemos la letra i, como cuando el idioma era trivocálico, antes de incorporar la e y la o por influencia española.

Otra característica propia es el sonido de la r inicial, en el caso del quichua santiagueño similar a cuando tal letra está en medio de la palabra. Para que a la r inicial no la veamos como tal, sino como el segundo signo de la palabra, el Profesor Domingo Bravo nos ha enseñado a escribirla con un apóstrofo. Por ejemplo: ‘Rántiy (comprar), ‘réjsiy (conocer), ‘rímay (hablar), ‘rumi (piedra).

Un sonido poco conocido por quienes hablan castellano es el que representamos con sh, como mishi (gato), mishqui (dulce) o shishi (hormiga).

Siguiendo las particularidades regionales en el habla, escribiremos con ll el sonido que suena similar a la g de los italianos cuando dicen “giorno”, por ejemplo. En el habla santiagueña, suena igual en “caballo” y en llampu (blando, laxo, flojo), llámcay (trabajar) o llulla (mentira).

La letra y tiene el mismo sonido que la i, como cuando decimos “yo” y suena como si estuviese escrito “io”. Ejemplos: Yúyay (recordar), puyu (nube), mayu (río).

Un sonido que no conocemos en castellano es el que graficamos con ck. Lo encontramos en palabras como ckari (hombre), nocka (yo), huarancka (mil).

La acentuación quichua es grave, salvo excepciones introducidas por los hablantes. Al escribir, seguimos reglas ortográficas del castellano, para que el aprendizaje nos resulte sencillo.

Listado de Clases

Clase Nº 11
DECLINACIÓN DEL SUSTANTIVO
Clase Nº12
ADJETIVO POSESIVO


Sección Alumnos

Contenido exclusivo para los alumnos de Quichuamanta.

Usuario
Contraseña